Rompecabezas

6/2/09


Salí a caminar por Caracas a buscar personajes para una nueva historia corta, nunca he tenido mucha imaginación para esas cosas. Justo en el momento en que la tinta autobiográfica se gastó en el papel, decidí pedir prestada la vida de otras personas para mis nuevas creaciones.

¿Existirá una ley que prohíba el uso de las vivencias ajena en la construcción de historias propias? ¿Plagio de recuerdos? ¿Robo de emociones?

La conoció un martes a las 6:30, aunque perfectamente pudo haber sido un viernes a la medianoche. Esta vez no hubo ningún encuentro mágico ni fuera de lo común, simplemente la observó sentada en una esquina del salón completamente sola y se acercó para perder el tiempo en compañía.

Ella podría llamar la atención por sus facciones marcadas y su cabello alborotado, quizás por su tono de voz o su manera de vestirse. Sin embargo, a nuestro amigo sólo le interesaba conversar, exclusivamente conversar. ¡Es tan difícil conseguir una conversación inteligente, profunda y entretenida en estos tiempos!

El arte de intercambiar ideas a través de las palabras se perdió por el camino viejo hace muchísimo tiempo. Es extraño conseguir a dos personas que sean capaces de perderse en una nube de frases con más de dos centímetros de profundidad.

Ella era dueña de una mirada tímida y esquiva que protegía su corazón roto, él de una sonrisa tensa que intentaba esconder las huellas de batallas perdidas. Sólo fue un encuentro casual en una esquina sin nombre…

Más nunca supe de ellos. Seguro están ocupados escribiéndose una historia…

3 comentarios :

Anita dijo...

Gusta Medina..Gusta

Kenia ! dijo...

" Quizás, estén ocupados escribiéndose una historia… "

Si, quizas.

Me gusto :)

JPCD dijo...

La fotografía esta sádica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...